JORNADAS FORMATIVAS DE ALPINISMO 2012

27/01/12

CLUB DE MONTAÑA Y ESCALADA VERTICALIA – GRUPO DE MONTAÑA PIEDRA LUENGA

Nacen estas jornadas como respuesta a la necesidad planteada por los dos clubs de montaña de Córdoba, abiertas como siempre a todas las personas que deseen participar. Es un planteamiento amplio de contenidos, adaptando el nivel al grupo. Temas como la altura, la vestimenta, como dormir, las acampadas, la hidratación/alimentación, el frío, orientación y comunicaciones, anclajes en nieve, hielo y mixto, progresión y escalada, sistemas de aseguramiento, descensos, ascensos en cuerda fija, autoaseguramientos, autodetención, consejos útiles y bibliografía.
 
 
PARTE TEÓRICA:
 
Martes, 21 y jueves 23 de febrero de 2012, de 4 a 8 de la tarde. 
 
 
PARTE PRÁCTICA:
 
Del 25 al 28 de febrero de 2012.
Lugar: Sierra Nevada.
 
REQUISITOS PARA PARTICIPAR:
1º Material técnico básico. Casco, piolet, crampones, botas y ropa adecuada.
2º Nivel de Escalada deportiva a partir de 5º grado.
 
PRECIO:
Socios de Verticalia o Piedra Luenga: 130€  / no socios: 150€
 
COORDINA Y DIRIGE: Pepe Baena y Ricardo Guerrero.
 
Información y reservas:
ricardoguerrero@survertical.es                josebaenaroca@gmail.com

www.clubverticalia.com

www.piedraluenga.com

Pleitear contra la administración ahora nos puede suponer pagar las costas.

26/01/12

En el pasado mes de octubre se publicó la Ley 37/2011, de medidas de agilización procesal.
Dicha Ley, en su artículo tercero establece una serie de modificaciones que afectan a la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-admninistrativa.
Hasta la publicación de la Ley 37/2011, la costas en la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, se imponían a la parte que sostuvo una acción o interpuso un recurso con temeridad y mala fe.
A partir de la entrada en vigor de la Ley 37/2011, se pueden imponer costas por el órgano judicial a la parte que vea rechazadas todas sus pretensiones.
Si se han estimado parcialmente las pretensiones de las partes, las costas comunes del proceso serán abonadas por mitad, y cada parte hará frente a los gastos correspondientes a su defensa y representación.
Ahora, debemos de actuar con toda prudencia asumiendo desde primera hora, que al iniciar un procedimiento contencioso-administrativo, podemos vernos condenados en costas si no se estiman todas nuestras pretensiones.

Fuente: Azira Abogados

Funciones y Responsabilidades Preventivas en una Empresa 2ª Parte

24/01/12

La prevención de riesgos laborales, según la legislación vigente, debe integrarse en la propia organización, logrando que directivos, técnicos, mandos y trabajadores asuman las responsabilidades que tienen en la materia. Sobre un  modelo típico de empresa se definen a continuación, a título de ejemplo, las principales funciones que debería asumir cada nivel jerárquico. En la primera parte ya presentamos las funciones de la dirección, de los responsables de las diferentes unidades funcionales y de los mandos intermedios de la empresa. En esta segunda parte abordamos las funciones de los trabajadores, los trabajadores designados, los delegados de prevención y el comité de seguridad y salud. La señal (*) indica las actuaciones recogidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL).
TRABAJADORES
-Velar por su propia seguridad y salud y por la de los demás, cumpliendo con las medidas de prevención adoptadas, de acuerdo con su formación y con las instrucciones del empresario. (*)
-Usar adecuadamente máquinas, aparatos, herramientas, sustancias peligrosas, equipos de transporte y, en general, cualquier medio con el que desarrolle su actividad. (*)
-Utilizar correctamente los medios y equipos de protección personal facilitados. (*)
-No poner fuera de funcionamiento y utilizar correctamente los dispositivos de seguridad existentes. (*)
-Informar de inmediato a su superior jerárquico directo y a los trabajadores designados y, si es el caso, al servicio de prevención, sobre cualquier situación sospechosa de riesgo para la seguridad y la salud. (*)
-Contribuir al cumplimiento de las obligaciones establecidas sobre el tema por la autoridad competente. (*)
-Cooperar con los mandos directos para garantizar unas condiciones de trabajo seguras. (*)
-Mantener limpio y ordenado el puesto de trabajo.
-Sugerir las medidas que consideren oportunas para mejorar la seguridad y las condiciones de trabajo.
TRABAJADOR DESIGNADO
-Asesorar y apoyar las distintas actividades preventivas establecidas en función de la formación recibida.
-Promover comportamientos seguros y la correcta utilización de los equipos de trabajo y protección, así como fomentar el interés y cooperación de los trabajadores. (*)
-Promover y controlar actuaciones preventivas básicas como el orden y la limpieza, la señalización y el mantenimiento general y efectuar su seguimiento y control. (*)
-Colaborar en la evaluación y control de los riesgos generales y específicos de la empresa, efectuando visitas, atendiendo sugerencias, registro de datos, etc. (*)
-Actuar como primera intervención en casos de emergencia y primeros auxilios. (*)
-Asistir y participar, en su caso, en las reuniones del Comité de Seguridad y Salud como asesor.
-Canalizar la información de interés hacia la estructura, así como los resultados obtenidos en materia preventiva.
 -Facilitar la coordinación interdepartamental para evitar efectos adversos para la seguridad y la salud en el trabajo.
-Revisar y controlar la documentación referente a la prevención de riesgos laborales, asegurando su disponibilidad.
-Cooperar, en su caso, con los servicios de prevención. (*)
DELEGADOS DE PREVENCIÓN
-Colaborar con la dirección de la empresa y, en especial, al ser consultados acerca de decisiones referentes a la mejora de la acción preventiva. (*)
-Promover y fomentar la cooperación de los trabajadores en la ejecución de la normativa sobre prevención de riesgos laborales. (*)
-Ejercer una labor de vigilancia y control sobre el cumplimiento de la normativa. (*)
-Asumir las competencias del Comité de Seguridad y Salud, si éste no existe. (*)
-Acompañar a los técnicos en las evaluaciones de carácter preventivo y a los Inspectores de Trabajo en las visitas que realicen a los centros de trabajo. (*)
-Tener acceso a la información y documentación relativa a las condiciones de trabajo necesaria para desempeñar sus funciones. (*)
-Realizar visitas a los lugares de trabajo para ejercer una vigilancia y control del estado de las condiciones de trabajo, comunicándose con los trabajadores. (*)
-Promover mejoras en los niveles de protección de la salud de los trabajadores. (*)
-Proponer al órgano de representación de los trabajadores la adopción del acuerdo de las actividades en las que exista un riesgo grave e inminente. (*)
-Acudir a la Inspección de Trabajo si consideran que los medios utilizados no son suficientes para garantizar la seguridad y la salud en el trabajo. (*)
COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD
-Participar en la elaboración, puesta en práctica y evaluación de los planes y programas de prevención, (*) como planificación y organización del trabajo, nuevas tecnologías, organización y desarrollo de las actividades preventivas y proyecto de las actividades preventivas.
-Promover iniciativas sobre métodos y procedimientos para la mejora de las condiciones preventivas o corrección de las deficiencias existentes. (*)
-Conocer directamente la situación de la prevención en el centro de trabajo, realizando a tal efecto las visitas que estime oportunas. (*)
-Conocer los documentos e informes necesarios para el cumplimiento de sus funciones, así como los procedentes de los servicios de prevención, en su caso. (*)
-Conocer y analizar los daños producidos en la salud y en la integridad física de los trabajadores, al objeto de valorar sus causas y proponer las medidas preventivas oportunas.(*)
-Conocer e informar la memoria y programación anual de los servicios de prevención. (*)
COORDINADOR CON EL SERVICIO DE PREVENCIÓN AJENO O MANCOMUNADO
Se recomienda que alguna persona competente del centro de trabajo, con el apoyo de la dirección, actúe de vínculo con tal servicio, cuando éste sea la modalidad de organización preventiva elegida y preste apoyo logístico para el correcto desarrollo e implantación del sistema preventivo.
Más información en NTP n°565 – 2000.

Fuente: INSHT

Travesia de los Piconeros – Sierra de Córdoba

23/01/12

Travesia de los Piconeros

Justificación

Piconero:

“Oficio de los que fabrican o venden picón, especie de carbón muy menudo, hecho de ramas de encina, jara o pino, que se emplea para los braseros. Colocando la menuda leña en gavillas, se quema y después de cinco o seis horas se apaga con agua. Tras su secado está lista para ser depositada en sacos para su transporte.
La figura del piconero, jocino al cinto y borriquillo al paso, constituyó una de las imágenes cordobesas de más raigambre hasta mediados del pasado Siglo XX.” (cordobapedia)
 
 
Nace esta travesía senderista y popular para reivindicar la memoria y el patrimonio cultural, deportivo y natural de nuestra Sierra, ligada inexorablemente a nuestra ciudad y sus gentes a lo largo de la historia. El peligro creciente que supone la especulación hace necesaria la actitud activa de los ciudadanos para defender este patrimonio para las futuras generaciones.
 

Objetivos

Igualmente, el aumento de la afición al senderismo, el ciclismo o, simplemente, el disfrute de un espacio natural que nace en la misma ciudad, da a Córdoba una posición inmejorable para aprovecharlo, ya que pocas ciudades de la importancia patrimonial de Córdoba pueden complementarla con la presencia de una sierra con tanta belleza paisajística y atractivo para el turismo natural como la Sierra de Córdoba.
Por tanto Verticalia se suma al manifiesto de la plataforma Adesalambrar para reclamar que:
“- Se realice el inventario de caminos públicos, para que haya seguridad, tanto para propietarios como para el resto de los ciudadanos, de cuáles son caminos públicos y cuáles privados.
– Se recuperen y queden abiertos los caminos públicos, asegurando siempre un uso respetuoso con el patrimonio natural, propiedades y aprovechamientos primarios, de acuerdo con las Ordenanzas aprobadas en el año 2010.
– Se deslinden, recuperen y amojonen las vías pecuarias.
– Se conserve y amplíe la red de senderos señalizados, incluyéndose los caminos y vías pecuarias que se vayan abriendo.
– Se mejore el estado de arroyos en la Sierra, eliminándose los focos de contaminación y las usurpaciones al dominio hidráulico.
– Se detenga la urbanización de la Sierra, no permitiéndose nuevas construcciones ilegales ni legales más allá de las ya planificadas.
Ayuntamiento y Junta de Andalucía están obligados por ley a tener inventariado y en perfecto estado de conservación su patrimonio público, que es de todos.”

  

Objetivos Deportivos

 1º Promocionar una actividad en la naturaleza sana y respetuosa con el medio natural asequible a la mayoría de las personas independientemente de su edad o preparación física.
2º Complementar un calendario de Travesías en la Provincia de Córdoba con el resto de Clubs de Montaña y asociaciones que se desarrollan desde hace años, en la promoción de los deportes de montaña no competitivos.
3º Favorecer la iniciación al senderismo, las actividades sanas al aire libre y en la naturaleza y la difusión de los deportes de montaña.
 

Algunos datos Técnicos

Fecha: domingo, 19 de febrero de 2012
Hora recepción: 08:20 AM
Hora de Salida: 09:00 AM

Lugar de encuentro: PARQUE PERIURBANO LOS VILLARES. (donde existe zona de aparcamiento)

Longitud del recorrido: 20 km
Dificultad: MEDIA BAJA
Regreso al punto de partida sobre las 14 horas donde degustaremos un plato de arroz con verduras, cerveza sin alcohol y refresco.

PRECIO: SOCIOS 8,00 €
PRECIO: NO SOCIOS 10,00 €
PLAZAS LIMITADAS A 150 PARTICIPANTES POR RIGUROSO ORDEN DE INSCRIPCIÓN

 

 Inscripciones: en la web del club www.clubverticalia.com

LOS TRABAJOS VERTICALES Y LA CRISIS

20/01/12

Os adjuntamos la noticia publicada el lunes 16 de enero en el diario El Economista, donde como se puede leer, se habla de la actual situación de los trabajos verticales. Se trata de un artículo escrito en base a una entrevista realizada al Gerente de ANETVA David Cendal, en la que se destaca como, a pesar de la actual situación de crisis, los trabajos verticales, gracias a su especialización, se pueden desarrollar en diversos sectores de la industria y por este mismo motivo, en la actualidad se encuentran en pleno desarrollo.

LOS TRABAJOS VERTICALES HACEN EQUILIBRIO PARA SORTEAR LA CRISIS

Buscan la especialización y abogan por una gestión económica independiente

Por Maite Cabrerizo. MADRID.
Equilibristas en su trabajo y en la crisis. Los trabajos verticales han hecho uso de esa capacidad de estar siempre al filo para crecerse en los momentos más complicados. Y éste, sin duda, lo es. El centenar de empresas (99 en concreto) que conforman Anetva, la única asociación de empresas de Trabajos Verticales en España, mantiene sus puertas abiertas gracias a una mayor especialización de sus equipos y a una gestión independiente de subvenciones públicas.“El secreto no es otro que controlarla gestión, no depender de subvenciones ni ayudas, y dando a cambio un valor añadido y diferenciado”, explica el gerente de Anetva, David Cendal Moreda. Es precisamente esta especialización lo que les coloca en todas las partes donde hay altura y complejidad. Bien los vemos impermeabilizando una torre, como colocando una valla publicitaria o colgados en sus arneses mientras limpian cristales en sitios tan imposibles como los rascacielos de las Cuatro Torres de Madrid. Colgados en sus arneses que no colgados, porque estos profesionales han conseguido que la asociación sea miembro de la Confederación Nacional de la Construcción, aunque, sin embargo, a diferencia de las empresas de la CNC, han salido ilesos del estallido en 2007 de la burbuja inmobiliaria. “Nuestra labor no sólo tiene que ver con edificación, sino también con mantenimientos industriales, rehabilitaciones en medio urbano, limpieza en altura, energía eólica, todo tipo de instalaciones en edificios (gas, agua, toldos, aire acondicionado, publicidad), naval, telecomunicaciones, aeronáuticas… lo que ha permitido aguantar en mejor medida la crisis de este sector”, explica el gerente de la asociación empresarial de Trabajos Verticales. Ello no evita que haya habido bajas y que haya asociados que no estén en su mejor momento no tanto por la falta de trabajo, sino por los impagos.

Sector atomizado
Otra diferencia con las grandes de la construcción en que aquí no hay grandes compañías ni multinacionales, sino pequeñas y medianas empresas que han sabido hacerse necesarias en el día a día de la vida económica del país. Se trata de una actividad que está muy atomizada con pequeñas empresas, con pocos empleados o trabajadores autónomos. Sin embargo, según explica Cendal Moreda, la tendencia en los últimos años está cambiando, ya que por la crisis, y por la diversidad de sectores en los que esta actividad tiene aplicación, grandes empresas están creando sus propios departamentos de mantenimiento, instalaciones o rehabilitación, entre otras, para así poder realizar trabajos en altura de manera directa.“Anetva no es que pueda crecer, es que ha crecido”, dice un gerente que sabe mejor que nadie qué es ganarse el reconocimiento en un espacio tan competitivo. Y esto se ha hecho realidad desde el punto de vista del incremento de su plantilla y de asociados. “Las bajas de 2011 se han visto compensadas con el mayor número de ingresos que se han producido en el mismo”, dice Cendal con la confianza puesta en un nuevo Gobierno que puede aprender lecciones sin hacen equilibrios. Basta con mirar a Anetva.

FUENTE: ANETVA

SUBIDA A LA TIÑOSA (1.570 m) – Córdoba

19/01/12

4 de febrero de 2012

Tercera cumbre enmarcada dentro del proyecto 8 Provincias 8 Cumbres, con sus 1.570 metros de altitud, La Tiñosa es el pico más alto de la provincia de Córdoba. Está situado en la Sierra de la Horconera, dentro del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Haremos la subida desde la aldea de Las Lagunillas, aldea que pertenece al ayuntamiento de Priego de Cordoba. Es una ruta asequible para cualquier nivel y sin complicaciones técnicas. Si el tiempo acompaña disfrutaremos de unas vistas privilegiadas de Sierra Nevada.

Precio: socios de Verticalia 0€, no socios 10€ (no incluye transporte).

CONSEJOS PRÁCTICOS:

Cuidad el peso y echar sólo lo necesario. Algo ligero para comer como bocadillos ligeros, barritas energéticas, chocolate, frutos secos, etc. 1,5 litros de líquido (agua+zumos). Botas o zapatillas de treking bien domadas. Bastones de treking recomendables. Una chaqueta cortavientos (puede hacer frío, forro polar y pantalón largo. Crema solar. Cámara de fotos. La actividad puede ser suspendida por previsión

 

 

 

 

 

Inscripciones:

Todos los martes y jueves en el rocódromo de surVertical de 18 a 22 horas y en la web del club.

WWW.CLUBVERTICALIA.COM

Funciones y Responsabilidades Preventivas en una Empresa 1ª Parte

17/01/12

La prevención de riesgos laborales, según la legislación vigente, debe integrarse en el conjunto de actividades y decisiones de la empresa, sea cual sea la modalidad legal  de organización preventiva elegida (propio empresario, trabajador designado o servicio de prevención propio, mancomunado o ajeno). Esto supone su inclusión en la organización existente, siendo el modelo más eficaz el que se integra en la propia organización productiva, logrando que directivos, técnicos, mandos y trabajadores asuman las responsabilidades que tienen en la materia. Sobre  un modelo típico de empresa se definen a continuación, a título de ejemplo, las principales funciones que debería asumir cada nivel jerárquico. En esta primera parte presentamos las funciones de la dirección, de los responsables de las diferentes unidades funcionales y de los mandos intermedios de la empresa. En la segunda parte abordaremos las funciones de los trabajadores, los trabajadores designados, los delegados de prevención y el comité de seguridad y salud. La señal (*) indica las actuaciones recogidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (PRL).
DIRECCIÓN
– Garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su cargo (*)
– Desarrollar la política preventiva de la empresa y definir los compromisos y objetivos concretos anuales.
– Asignar los recursos necesarios, tanto humanos como materiales, para conseguir los objetivos establecidos. (*)
– Establecer la  estructura organizativa necesaria y obligatoria para la realización de las actividades preventivas que le encomienda la Ley de PRL (`), integrándola en la organización existente.
– Especificar en el organigrama general de la empresa las funciones preventivas que debe desarrollar cada uno de sus miembros, definiéndolas por escrito, velando por su cumplimiento y asignando las responsabilidades propias de cada nivel jerárquico, de forma clara e inequívoca.
– Consultar a los trabajadores en la adopción de decisiones que puedan afectar a la seguridad, la salud y las condiciones de trabajo. (*)
– Promover y participar en reuniones periódicas para analizar y discutir temas de seguridad y salud y procurar tratar también estos temas en las reuniones normales de trabajo.
– Realizar auditorías internas y revisiones periódicas de la política preventiva.
– Participar en las actividades preventivas incluidas en los procedimientos establecidos.
-Visitar periódicamente los lugares de trabajo para estimular comportamientos eficientes, detectar deficiencias y demostrar interés por su solución.
– Reconocer a las personas los logros obtenidos en relación con los objetivos y con las actuaciones preventivas realizadas.
RESPONSABLES DE LAS DIFERENTES UNIDADES FUNCIONALES
– Cumplir y hacer cumplir los objetivos preventivos generales establecidos, desarrollando los objetivos específicos de su unidad.
– Impulsar, coordinar y controlar las actuaciones preventivas y las medidas que deben adoptarse en los plazos establecidos.
– Apoyar a los mandos intermedios de su unidad funcional y asegurar su formación en prevención.
– Cooperar con las distintas unidades funcionales de la empresa, a fin de evitar duplicidad o contrariedad de actuaciones.
– Promover y participar en la elaboración de procedimientos de trabajo en aquellas tareas críticas que se realicen normal u ocasionalmente en su área funcional.
– Integrar la Seguridad y la Salud Laboral con la Calidad y el Medio Ambiente en las reuniones de trabajo y en los procedimientos de actuación.
– Revisar periódicamente las condiciones de trabajo de su ámbito de actuación.
– Participar en la investigación de los accidentes y en sus soluciones preventivas.
MANDOS INTERMEDIOS
– Participar en la elaboración de los procedimientos e instrucciones de los trabajos que se realicen en su área de competencia y velar por el cumplimiento de los mismos a fin de que todo trabajo se realice con las debidas condiciones de seguridad y salud laboral.
– Informar a los trabajadores sobre los riesgos existentes en su lugar de trabajo y las medidas de prevención.
– Formar a los trabajadores para la realización segura de las tareas y detectar las deficiencias al respecto.
– Planificar y organizar los trabajos de su ámbito, integrando los aspectos preventivos.
-Analizar los trabajos que se realizan y prestar especial atención a los posibles nuevos riesgos que puedan surgir para su eliminación o minimización.
– Investigar los accidentes e incidentes ocurridos en su área de trabajo y aplicar las medidas preventivas necesarias para evitar su repetición.
-Aplicar en la medida de sus posibilidades las medidas preventivas y sugerencias de mejora que propongan sus trabajadores.
– Trasmitir a sus colaboradores interés por sus condiciones de trabajo y reconocer sus actuaciones y sus logros.
– Aplicar en el plazo previsto las medidas preventivas acordadas en su ámbito de actuación.
Más información en la NTP nº 565-2000 Sistema de gestión preventiva: organización y definición de funciones preventivas.

Fuente: INSHT

Federico García Lorca, una experiencia vital. Por Ana Ramos Guerrero

03/01/12

Hace ahora 75 años llegaba a su fin en España el año 1936. Muchos murieron aquel año, entre ellos el poeta Federico García Lorca, una de las voces más singulares y poderosas que ha dado la poesía en español. Y mucho se ha escrito ya de las penosas circunstancias de su muerte, que le llegó recién cumplidos los 38 años. Estaba por regalarnos sus mejores libros, y es que por aquellos días él mismo se veía como un escritor en formación: “Yo no he alcanzado un plano de madurez aún… Me considero todavía un auténtico novel. Estoy aprendiendo a manejarme en mi oficio… Hay que ascender por peldaños… Lo contrario es pedir a mi naturaleza y a mi desarrollo espiritual y mental lo que ningún autor da hasta mucho más tarde… Mi obra apenas está comenzada”[1]. Recién comenzada y todo su obra es vasta y luminosa. Y de ella quiero hablarles hoy, si me lo permiten, de los libros y del espíritu del andaluz cósmico nacido en Granada en 1898, la experiencia literaria más deliciosa de muchos lectores, entre los que me incluyo.

No puedo recordar cuándo fue la primera vez que leí un poema de Federico, creo que entonces ni siquiera me habían salido los dientes. Supongo que todo empezó con aquel pequeño volumen de Canciones y poemas para niños de la colección Labor Bolsillo Juvenil. La lectura de según qué libros del autor entraña cierta dificultad, incluso para un público adulto, pero una gran parte de su obra es accesible para lectores de todas las edades. Aquellos primeros poemas que leí de Lorca siendo, ya digo, muy pequeña, me nutrieron como si estuvieran hechos de pan. Agradezco a Labor que pusiera en el mercado la edición tanto como agradezco a mis padres que la compraran. En la portada, un insecto de cuernos morados y panza amarilla a lunares verdes sostiene con una de sus cuatro patas rojas una fragante flor. Intuyo que no fui la única niña ni el único niño que se los tragó de un bocado: “El lagarto está llorando. / La lagarta está llorando. // El lagarto y la lagarta / con delantalitos blancos. // Han perdido sin querer / su anillo de desposados.”[2] Tal vez un niño no conozca el significado del verbo desposar, pero sabe mucho de lagartos y de lágrimas. Y para qué necesita un niño entender los versos que siguen, si puede simplemente merendárselos: “Un cielo grande y sin gente / monta en su globo a los pájaros. // El sol, capitán redondo, / lleva un chaleco de raso”[3]. El lagarto, la lagarta y el sol con su chaleco lloran tan maravillosamente bien en las ilustraciones de Daniel Zarza (Premio Nacional de Ilustraciones Lazarillo en 1964 y hoy catedrático de urbanismo, responsable de diversos planes generales de urbanismo) que a los pequeños no les queda duda de lo interesantísimo de la escena.

De todos es sabido que Federico García Lorca pasó su infancia en un pueblo de la vega granadina: “Mi infancia apasionada correteando desnuda por las praderas de una vega sobre un fondo de serranía”[4], y que con once años el poeta se mudó a Granada, aunque siempre volvió al campo por vacaciones. Amaba la tierra, y su amor por la tierra, y por extensión por Granada y Andalucía, impregnó toda su obra: “Mis más lejanos recuerdos de niño tienen sabor de tierra. Los bichos de la tierra, los animales, las gentes campesinas, tienen sugestiones que llegan a muy pocos. Yo las capto ahora con el mismo espíritu de mis años infantiles. De lo contrario, no hubiera podido escribir Bodas de sangre[5]. Fue precisamente en el campo donde tuvo lugar mi segundo encuentro con la literatura de Federico. Hace muchos, muchos años, mi familia y yo pasábamos los veranos en un cortijo de la sierra de Córdoba, el mismo cortijo en el que mi abuela Ana trabajó recogiendo aceitunas cuando era chiquilla. Para aquel entonces sí que me habían salido ya los dientes, pero no hacía tanto de ello. Los veranos eran largos, calurosos y amables, y yo jugaba, corría, dibujaba y tenía también una ocupación secreta: leer. Claro que la lectura en sí no era el secreto, sino el libro que había descubierto a escondidas, uno de Lorca que se ocultaba en la mesita de noche del dormitorio de mis tíos. Se trataba también de un volumen pequeñito, y olía a aspirina. Cuando todos salían y la casa se quedaba en silencio, me sentaba en la cama de la pareja y abría suavemente el cajón oscuro. Creo que tendría yo unos ocho años. Parafraseando a J. M. Barrie, los ocho años son el principio del fin. Cuando se abría aquel libro mi mente escuchaba: “Y se me abrieron de pronto / como ramos de jacintos, / el almidón de su enagua / me sonaba en el oído / como una pieza de seda / rasgada por diez cuchillos”[6]. El romancero gitano, una obra maestra del octosílabo español, se desparramaba secretamente frente a mis ojos enmascarados tras sus primeras gafas. Aquel generoso librito no sólo contenía el romancero, los editores habían tenido la amabilidad de incluir Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías con su: “Las heridas quemaban como soles / a las cinco de la tarde, / y el gentío rompía las ventanas / a las cinco de la tarde. / A las cinco de la tarde. / ¡Ay, qué terribles cinco de la tarde! / ¡Eran las cinco en todos los relojes! / ¡Eran las cinco en sombra de la tarde!”[7], y también Diván del Tamarit, el ensayo poético de Lorca sobre lo más andaluz de Andalucía, la huella árabe. Poseer esta maravilla a los ocho años equivale a ser dueña de una enigmática y hermosa caja sellada, con la promesa de que recibirás la llave al cumplir la mayoría de edad: “Por las ramas del laurel / vi dos palomas oscuras: / La una era el sol, / la otra la luna. / ‘Vecinitas’, les dije, / ¿dónde está mi sepultura? / ‘En mi cola’, dijo el sol. / ‘En mi garganta’, dijo la luna”[8].

Crecer es inevitable, y cuando se convierte uno en adolescente lo más normal es que prefiera los dramas de Federico a su poesía. Mi caso no fue diferente. En el instituto representamos La casa de Bernarda Alba. Todavía recuerdo el sobrecogimiento que sentí el día del estreno al ver la sombra proyectada tras la sábana blanca, el simulacro del suicidio de la joven. El adolescente entiende mejor que nadie los sentimientos universales de injusticia: la imposibilidad de tener hijos en Yerma, la angustiosa falta de libertad en La casa de Bernarda Alba, el amor prohibido en Bodas de sangre; la irrupción de la muerte, las represiones impuestas por las convenciones sociales, los sentimientos más descarnados: “Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera, y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes. Y yo corría con tu hijo que era como un niñito de agua fría y el otro me mandaba cientos de pájaros que me impedían el andar y que dejaban escarcha sobre mis heridas de pobre mujer marchita, de mujer acariciada por el fuego”[9].

En cuanto a la propia adolescencia de Federico, les recuerdo que publicó su primer libro con 20 años. Impresiones y paisajes muestra a un jovencísimo poeta asombrado por la maravilla del mundo, sufriendo la tortura de enfrentarse a su propia identidad, su “dolorosa conciencia de saberse diferente”, como reza el prólogo de Miguel García Posada, o dicho en palabras de Federico: “En la vida que arrastramos de atareamiento y preocupaciones extrañas, pocos son los que se espantan de pena y delicadeza ante un jardín… y los pocos que nacieron para el jardín son arrastrados por el huracán de la multitud”[10].

Sin embargo, ya lo he dicho antes, algunas de sus obras sí necesitan de un público adulto. Entre ellas, las que el escritor llamaba sus “comedias irrepresentables”, obras de teatro menos comerciales, por las que Lorca se desvivía, piezas como Así que pasen cinco años o El público. En estas la materia subconsciente, el surrealismo, el expresionismo, el simbolismo se entremezclan con el lirismo insoslayable del autor, así como con un contenido abiertamente homosexual. A su lectura devota me dediqué ya en la universidad. Pertenece a esta categoría uno de sus mejores libros, Poeta en Nueva York, con el que me devanaba los sesos en mis días de estudiante de filología, dispuesta como yo estaba, ingenuamente, a completar el rompecabezas. El poemario, poliédrico, polisémico, crece con cada lectura y rehuye los encasillamientos críticos. Llegué incluso a enfadarme con el libro, le dije lo que se le dice a un amante despechado: “No eres tú, soy yo”. Y lo arrojé al fondo de alguna estantería: “¿Cómo fue? / Una grieta en la mejilla. / ¡Eso es todo! / Una uña que aprieta el tallo. / Un alfiler que bucea / hasta encontrar las raicillas del grito. / Y el mar deja de moverse.”[11]. Años más tarde fui a Nueva York, y allí me reconcilié con el libro y conmigo misma, pero esa es otra historia. Tomo mi viejo volumen de Cátedra, subrayado y maltratado por el uso, lo abro por la portadilla y veo que fue un regalo de Cristina, una amiga querida, mayor que yo. La dedicatoria dice así: “La semilla te aguarda, es un camino difícil, pero si tienes la llave no dudes en abrir todas las puertas”.

He citado algunos de sus libros, pero me dejo muchos otros. Lorca es en sí mismo una llave, y es al mismo tiempo innumerables y misteriosas puertas que conducen a la reflexión y al deleite, a salas de altos techos y oscuros anaqueles, a habitaciones con caballitos de cartón y carruseles con luces de colores y juguetes nunca antes vistos. Puertas que dan a escenarios preparados para la tragedia, donde se va a sufrir y a llorar. Puertas que abren aposentos encalados para el recogimiento espiritual, puertas de entrada a jardines de naranjos y fuentes con forma de estrella… Y como su literatura, así que pasen los años, siempre está viva y fluye como un manantial en la vega, se nos presenta con nuevo aspecto cada vez que volvemos a abrir las estancias en las que ya hemos estado antes. Su obra cambia conforme cambia nuestra vida.

Imagino que ustedes tendrán algún libro de Federico en casa. Déjenme repetir aquella invitación: no duden en abrir todas las puertas, ya tienen la llave.



[1] www.garcia-lorca.org/Federico/Biografia.aspx

[2] Canciones y poemas para niños, Federico García Lorca, Labor, Barcelona, 1984, p. 16.

[3] Canciones y poemas para niños, Federico García Lorca, Labor, Barcelona, 1984, p. 17.

[4] Poesía, Obras completas, Federico García Lorca, ed. Miguel García Posada, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1996, p. 59.

[5] www.garcia-lorca.org/Federico/Biografia.aspx

[6] Romancero gitano, Federico García Lorca, PPP ediciones, 1983, p. 55.

[7] Romancero gitano, Federico García Lorca, PPP ediciones, 1983, p. 91.

[8] Romancero gitano, Federico García Lorca, PPP ediciones, 1983, p. 110.

[9] Teatro, Obras completas, ed. Miguel García Posada, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1997, p. 472.

 

[10] Primeros escritos, Obras completas, ed. Miguel García Posada, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1997, p. 135.

[11] Poeta en Nueva York, Federico García Lorca, ed. María Clementa Millán, Cátedra, Madrid, 1996, p. 147.

 

Fuente: Ana Ramos Guerrero