< Volver al Blog

Funciones y Responsabilidades Preventivas en una Empresa 1ª Parte

17/01/12

La prevención de riesgos laborales, según la legislación vigente, debe integrarse en el conjunto de actividades y decisiones de la empresa, sea cual sea la modalidad legal  de organización preventiva elegida (propio empresario, trabajador designado o servicio de prevención propio, mancomunado o ajeno). Esto supone su inclusión en la organización existente, siendo el modelo más eficaz el que se integra en la propia organización productiva, logrando que directivos, técnicos, mandos y trabajadores asuman las responsabilidades que tienen en la materia. Sobre  un modelo típico de empresa se definen a continuación, a título de ejemplo, las principales funciones que debería asumir cada nivel jerárquico. En esta primera parte presentamos las funciones de la dirección, de los responsables de las diferentes unidades funcionales y de los mandos intermedios de la empresa. En la segunda parte abordaremos las funciones de los trabajadores, los trabajadores designados, los delegados de prevención y el comité de seguridad y salud. La señal (*) indica las actuaciones recogidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (PRL).
DIRECCIÓN
– Garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su cargo (*)
– Desarrollar la política preventiva de la empresa y definir los compromisos y objetivos concretos anuales.
– Asignar los recursos necesarios, tanto humanos como materiales, para conseguir los objetivos establecidos. (*)
– Establecer la  estructura organizativa necesaria y obligatoria para la realización de las actividades preventivas que le encomienda la Ley de PRL (`), integrándola en la organización existente.
– Especificar en el organigrama general de la empresa las funciones preventivas que debe desarrollar cada uno de sus miembros, definiéndolas por escrito, velando por su cumplimiento y asignando las responsabilidades propias de cada nivel jerárquico, de forma clara e inequívoca.
– Consultar a los trabajadores en la adopción de decisiones que puedan afectar a la seguridad, la salud y las condiciones de trabajo. (*)
– Promover y participar en reuniones periódicas para analizar y discutir temas de seguridad y salud y procurar tratar también estos temas en las reuniones normales de trabajo.
– Realizar auditorías internas y revisiones periódicas de la política preventiva.
– Participar en las actividades preventivas incluidas en los procedimientos establecidos.
-Visitar periódicamente los lugares de trabajo para estimular comportamientos eficientes, detectar deficiencias y demostrar interés por su solución.
– Reconocer a las personas los logros obtenidos en relación con los objetivos y con las actuaciones preventivas realizadas.
RESPONSABLES DE LAS DIFERENTES UNIDADES FUNCIONALES
– Cumplir y hacer cumplir los objetivos preventivos generales establecidos, desarrollando los objetivos específicos de su unidad.
– Impulsar, coordinar y controlar las actuaciones preventivas y las medidas que deben adoptarse en los plazos establecidos.
– Apoyar a los mandos intermedios de su unidad funcional y asegurar su formación en prevención.
– Cooperar con las distintas unidades funcionales de la empresa, a fin de evitar duplicidad o contrariedad de actuaciones.
– Promover y participar en la elaboración de procedimientos de trabajo en aquellas tareas críticas que se realicen normal u ocasionalmente en su área funcional.
– Integrar la Seguridad y la Salud Laboral con la Calidad y el Medio Ambiente en las reuniones de trabajo y en los procedimientos de actuación.
– Revisar periódicamente las condiciones de trabajo de su ámbito de actuación.
– Participar en la investigación de los accidentes y en sus soluciones preventivas.
MANDOS INTERMEDIOS
– Participar en la elaboración de los procedimientos e instrucciones de los trabajos que se realicen en su área de competencia y velar por el cumplimiento de los mismos a fin de que todo trabajo se realice con las debidas condiciones de seguridad y salud laboral.
– Informar a los trabajadores sobre los riesgos existentes en su lugar de trabajo y las medidas de prevención.
– Formar a los trabajadores para la realización segura de las tareas y detectar las deficiencias al respecto.
– Planificar y organizar los trabajos de su ámbito, integrando los aspectos preventivos.
-Analizar los trabajos que se realizan y prestar especial atención a los posibles nuevos riesgos que puedan surgir para su eliminación o minimización.
– Investigar los accidentes e incidentes ocurridos en su área de trabajo y aplicar las medidas preventivas necesarias para evitar su repetición.
-Aplicar en la medida de sus posibilidades las medidas preventivas y sugerencias de mejora que propongan sus trabajadores.
– Trasmitir a sus colaboradores interés por sus condiciones de trabajo y reconocer sus actuaciones y sus logros.
– Aplicar en el plazo previsto las medidas preventivas acordadas en su ámbito de actuación.
Más información en la NTP nº 565-2000 Sistema de gestión preventiva: organización y definición de funciones preventivas.

Fuente: INSHT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *