ERGONOMÍA EN TRABAJOS VERTICALES: el asiento. PARTE I

24/02/12

1. INTRODUCCIÓN
La utilización de cuerdas como medio auxiliar para la ejecución de trabajos en altura se ha venido utilizando en nuestro país desde hace décadas. En la actualidad, son numerosas las empresas disponibles para ejecutar tareas en las cuales el trabajador permanece suspendido de una cuerda. Son las denominadas empresas de trabajos verticales.
El hecho de que un trabajador permanezca literalmente colgado mientras desarrolla su actividad hace que los riesgos a los que se ve expuesto necesiten ser estudiados con un enfoque muy particular. Concretamente, y sin tener en cuenta los riesgos derivados de la propia tarea, el hecho de permanecer colgado supone riesgos que pueden abordarse desde una doble perspectiva:

• Aquellos encuadrados dentro del ámbito de la seguridad. Fundamentalmente nos referimos al riesgo de caída de altura.
• Riesgos ergonómicos derivados de las posturas y esfuerzos que adopta el trabajador para poder desempeñar su cometido sin contar con un apoyo firme.

Desde el punto de vista normativo, la Directiva 2001/45/CE transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico nacional a través del Real Decreto 2177/04, de 12 de noviembre, establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura. Además de las exigencias que la normativa marca en relación con equipos de trabajo utilizados para prevenir el riesgo de caída de altura, el citado texto legislativo introduce la necesidad de contar con un equipo auxiliar que minimice, entre otros, el riesgo ergonómico al que están sometidos estos trabajadores:

“Teniendo en cuenta la evaluación del riesgo y, especialmente, en función de la duración del trabajo y de las  exigencias de carácter ergonómico, deberá facilitarse un  asiento provisto de los accesorios apropiados”. (Art. 4.1.3. del anexo, RD 2177/04)

Se pone así en evidencia el papel protagonista del asiento en este tipo de trabajos. La importancia del mismo va en aumento si se considera que puede, además, contribuir a minimizar el riesgo de sufrir lo que se conoce como “trauma por suspensión” del que se hablará más adelante.
A pesar de su importancia, el asiento al que se hace mención no cuenta con normas legales o técnicas que le sean de aplicación en cuanto a los requisitos de diseño que deberían seguirse para cumplir eficazmente su misión.
Como apoyo a la parte técnica en la que se ven inmersos los trabajos verticales, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), ha publicado las notas técnicas de prevención nº 682, 683 y 684 sobre “Seguridad en trabajos verticales”, que hacen referencia a los equipos, técnicas de instalación y técnicas operativas, respectivamente.
El presente documento tiene como objetivo complementar las tres notas técnicas anteriores y dar indicaciones desde el punto de vista ergonómico. Las recomendaciones dadas se pueden encuadrar en dos grupos diferenciados:

• Las relativas a requisitos ergonómicos que debería cumplir el asiento.
• Aquellas relacionadas con la utilización del asiento en los trabajos verticales.

Aunque la mayor parte de los puntos descritos se han abordado desde una perspectiva puramente ergonómica, se han incluido también observaciones sobre requisitos de seguridad que se han considerado de especial relevancia.

2. DEFINICIONES
Se define trabajo en altura, según el Health and Safety Executive (HSE), como el “trabajo en cualquier lugar desde el que una persona puede caer una distancia susceptible de causar daños personales:

• No incluye: caída desde una escalera fija de un lugar de trabajo ni caídas al mismo nivel.
• Incluye trabajo a nivel del suelo o bajo nivel del suelo.”

Dentro de los trabajos en altura, están encuadrados aquellos que utilizan técnicas de acceso y posicionamiento mediante cuerdas conocidos como trabajos verticales. En este caso, la asociación de profesionales del sector más representativa de Gran Bretaña, propone la siguiente definición de trabajos verticales:

“El acceso mediante cuerdas es un tipo de posicionamiento en el lugar de trabajo, inicialmente desarrollado a partir de técnicas utilizadas en la escalada y espeleología, que aplica la práctica del trabajo con cuerdas a las distintas necesidades de la industria.”

Los trabajos verticales son, por tanto, una variante de los trabajos en altura donde se podrían destacar los siguientes aspectos diferenciales:

• El sistema utilizado cuenta, como mínimo, con dos cuerdas con sujeción independiente. Una utilizada como medio de acceso, descenso y apoyo (cuerda de trabajo), y otra destinada a la protección frente al riesgo de caída (cuerda de seguridad).
• El arnés utilizado por el trabajador estará conectado, de forma independiente, a cada una de estas cuerdas.
• El trabajador debe permanecer un tiempo en suspensión, de la cuerda de trabajo, mientras realiza la tarea.

Fuente: INSHT

PROYECTO 8 CUMBRES X 8 PROVINCIAS

21/02/12

Aquí tenéis el cuadrante de todas las salidas, con los datos casi definitivos de todo el programa de las 8 cumbres andaluzas que coordina Juan Andujar. La primera cumbre, Mágina de Jaén, y la segunda, el Torreón de Málaga, ya están conseguidas con una buena participación. Para la ascensión a la Tiñosa hay un nuevo intento y algunos cambios en las fechas originales. Para cualquier duda, sugerencia o cuestión relacionada con el proyecto podéis poneros en contacto con Juan en: jaabarroso66@gmail.com

Que lo disfrutéis.
 

Anclajes estructurales. PARTE 4

20/02/12

5. MÉTODO DE DISEÑO
El método de cálculo y diseño de los anclajes está especificado en los anexos de la ETAG (Guía de homologaciones técnicas europeas): ETAG 001 Anclajes metálicos o químicos en hormigón. Anexo C: Método de diseño y ETAG 020 Anclajes plásticos en hormigón o mampostería.
Anexo C: Método de diseño. Dentro del anexo C, se distinguen los métodos de cálculo A, B y C. El cálculo según el método A es el más idóneo y completo, se contemplan todos los modos de fallo posibles así como la distancia entre anclajes y al borde del soporte. Los métodos B y C son menos exhaustivos.
Siguiendo el método de diseño del anexo C, el método de cálculo A evalúa cada uno de los modos de rotura, obteniendo un valor ßN por cada uno de ellos, siendo ß la relación entre carga de cálculo y resistencia de cálculo, ßN para las cargas a tracción y ßV para cargas a cortadura. Si ß<1, la carga de cálculo no supera la resistencia. Para cargas a tracción, ßN debe ser inferior a 1 en todos sus modos de rotura: ßN ≤ 1.
Para cargas a cortadura, ßV debe ser inferior a 1 en todos sus modos de rotura: ßV ≤ 1.
En cargas combinadas,  se tomará entre todos los modos de rotura el mayor valor ßN y  ßV. Su suma debe ser inferior a 1,2: ßN + ßV ≤ 1,2.
Modos de fallo de los anclajes
En este apartado se describen los distintos modos de fallo: a tracción y a cortante.
a. Modos de fallo a tracción
Pueden ser:
a.1. Rotura del acero a tracción:
La rotura en el acero contempla la rotura del eje del perno, de la parte roscada del perno o del casquillo del anclaje. La rotura del acero generalmente se produce cuando se da gran profundidad de inserción y en hormigón de alta resistencia.

 

a.2.Rotura por cono de hormigón:
El cono de rotura del hormigón se produce al aplicar fuerzas de tracción centradas en el anclaje en soportes de poca resistencia.

 

a.3. Rotura por arrancamiento:
Se produce cuando la resistencia generada por la fricción entre los elementos expansibles del anclaje y los laterales del agujero taladrado es inferior a la carga de tracción ejercida. El anclaje es literalmente arrancado del agujero con todos sus componentes.

 

a.4. Rotura por extracción por deslizamiento: Al verse superada la resistencia, un anclaje de expansión puede fallar al deslizar el perno a través del casquillo de expansión, permaneciendo el casquillo dentro del agujero.

 

a.5. Rotura por fisura del soporte: cuando el soporte es un cuerpo esbelto la carga aplicada puede producir la fisura del mismo y permitir el deslizamiento sobre este.
b. Modos de fallo a cortante


Pueden ser de tres tipos:
b.1. Rotura del acero a cortante: la rotura del acero se produce con carga cortante en los anclajes alejados de los bordes.

 

b.2. Rotura en el borde del hormigón: Cuando un anclaje está ubicado cerca de borde de un componente de la edificación o en una esquina, y recibe una carga en la dirección del borde, puede producirse una rotura en el borde de hormigón.

 

b.3. Rotura por efecto palanca:
Este modo de fallo se produce en las fijaciones que tienen una profundidad de inserción reducida y que se encuentran alejadas de los bordes.

 

Capacidad de carga del anclaje
La capacidad de carga siempre está condicionada por variables tales como tipo de material de soporte, dimensionado del dispositivo de anclaje y tipo de instalación. Ver tabla 3.


La ficha técnica o DITE del anclaje indica la capacidad de carga diferenciando los tipos de carga.
• Capacidad de carga a tracción N
• Capacidad de carga a cortadura V
• Momento flector permisible
• Capacidad de carga tras ensayo de fuego (si tiene ensayo)
Todos los datos de capacidad de carga están condicionados por el dimensionado y tipo de instalación.  Características de instalación muy importantes son las distancias entre anclajes y las distancias entre anclajes y bordes del material base.
Según los resultados experimentales, el cono de rotura del hormigón forma un ángulo aproximado de 35° con la superficie del hormigón. El diámetro del cono de la rotura es, por tanto, aproximadamente tres veces la profundidad de inserción. El espaciado crítico obtenido entre anclajes estructurales es de s=3hef, más allá del cual los conos de rotura de los anclajes próximos no se cruzan y los anclajes no se afectan entre sí. Si el espaciado de las fijaciones es menor que esta cantidad, los conos de hormigón de las fijaciones próximas pueden cruzarse. Cuando el espaciado es de s> 3hef, no se incrementa la carga de rotura.
La distancia al borde es aquella distancia entre el eje del anclaje estructural al borde del material de soporte más próximo.
Cuando un anclaje estructural está ubicado cerca del borde del material base, a una distancia menor que la distancia crítica del borde C=1,5 hef, la carga de rotura del anclaje se reduce. El tamaño del cono de rotura de hormigón es decreciente en comparación con el de los anclajes ubicados lejos de los bordes. Para aquellos diseños del dispositivo de anclaje que no se adapten a las indicaciones de instalación de la ficha técnica o DITE del anclaje, existen programas de cálculo de anclajes desarrollados por los fabricantes.
Habitualmente se realiza el cálculo según ETAG001 Anexo C método A y se elabora un detallado informe de cálculo. También proporcionan información adicional referente a los casos de aplicación, los productos, así como información técnica general referente a la evaluación, el cálculo y la planificación desde la perspectiva de la ingeniería.
6. RECOMENDACIONES FINALES
Siempre que sea posible se deben utilizarse anclajes certificados con DITE. El técnico que diseñe la instalación debe considerar los datos técnicos del producto y seguir las recomendaciones del fabricante. La instalación de los anclajes debería ser supervisada en obra por un profesional competente.

Fuente: INSHT

PRÓXIMAS ACTIVIDADES Y NOVEDADES VERTICALIA

15/02/12

SENDERISMO
El proyecto de las 8 cumbres (8×8) sigue adelante. El nuevo intento de la subida al Pico Tiñosa, el techo de la provincia de Córdoba está previsto para el 10 de marzo. Todos los que tenéis la inscripción enviada anteriormente sólo tenéis que confirmar por mail vuestra participación. Los que no, estáis a tiempo de participar si en las fechas anteriores no fue posible. La hoja de incripción está en la web de Verticalia. Como tenemos cambios en fechas del proyecto de las 8 cumbres, en breve se publicará el cuadro actualizado con las fechas del resto de las cumbres pendientes.
 

 
TRAVESÍA DE LAS PICONEROS
El plazo de inscripción se cerrará el viernes, 17 de febrero, a las 11 de la noche. Recordar que tenemos, al finalizar la travesía, un perol cordobés de verduras y bebidas sin alcohol.
 
ALPINISMO
VELETA 2012. Queda fijada la nueva fecha para el 31 de marzo. Los que ya os habéis apuntado sólo tenéis que enviar un correo con la confirmación de la participación en la nueva fecha. Confirmar también si tenéis piolet y crampones. Los que no, tenéis una nueva oportunidad para apuntaros. La hoja de inscripción está en la web de Verticalia.
JORNADAS FORMATIVAS. Ya está el grupo formado y hemos cambiado las fechas de la teoría. Esta sábado, 18 de febrero, tendremos la primera jornada con el grupo. El día 3 de marzo la última jornada donde haremos una puesta en común de la experiencia y las dudas.
 
Un saludo.
 
verticalia@clubverticalia.com
 
www.clubverticalia.com

Anclajes estructurales. PARTE 3

10/02/12

4. INSTALACIÓN
La instalación de anclajes estructurales conlleva una serie de fases necesarias para garantizar la fiabilidad y seguridad de los mismos una vez montados. En el DITE de cada anclaje se especifican todos los parámetros de instalación.
Proceso de instalación
En el proceso de instalación se deben considerar los siguientes aspectos: material base, anclaje, pieza y colocación.
Material base
Deben tenerse en cuenta:
• Estado del material base in situ (resistencia, hormigón fisurado – no fisurado).
• Dimensiones reales del elemento de la edificación que se utiliza para el anclaje (profundidad, anchura, longitud).
• Selección correcta del anclaje.
Anclaje
Deben considerarse:
• Disponibilidad de las instrucciones de colocación/ DITE.
• Número y período de validez de la certificación.
• Espesor máximo de la pieza que debe ser fijada.
• Elección correcta del material del anclaje para el uso al que está destinado.
Pieza
Se tendrá en cuenta el grosor de la pieza, los diámetros de taladro y distancias mínimas entre taladros.
Colocación
Son aspectos a tener en cuenta:
• Utilización el método de taladrado exigido por las instrucciones de colocación/DITE.
• Tipo y estado del taladro a utilizar.
• Brocas necesarias (borde cortante, longitud de la broca, tope de broca).
• Comprobación de si el elemento de la edificación está armado y/o existen armaduras en la zona del anclaje.
• Herramientas (útiles específicos) requeridas para colocar el anclaje.
• Determinar el tipo de disposiciones constructivas requeridas y estudio sobre si es posible su colocación.
• Comprobación de la posibilidad de taladrar los agujeros perpendicularmente a la superficie del material base de manera que la profundidad del agujero se ajuste a las instrucciones/DITE.
• El proceso de extracción de polvo y escombros del agujero se debe ajustar a los requisitos de las instrucciones/DITE.
• La introducción, la colocación y el ensamblaje de la instalación del anclaje se debe ajustar a los requisitos del DITE.
• La colocación de la pieza debe ajustarse a los requisitos del DITE.
• Se debe respetar el par de apriete para la colocación del anclaje de acuerdo con el DITE.
• Se debe determinar si es necesario ensayar la colocación.
• Realizar un protocolo de instalación respecto a los requisitos del DITE /instrucciones de instalación.
• Se deberían conservar archivos de los protocolos de instalación junto al contrato de obra durante al menos 5 años.


En la figura 3 se resumen los pasos a seguir en el proceso de instalación de un anclaje metálico de expansión.
La capacidad de carga depende del grado de limpiezadel taladro utilizado. El proceso limpieza también puede venir especificado en DITE. Ver figura 4.

Errores frecuentes en la instalación de anclajes estructurales
En la instalación de anclajes estructurales se pueden cometer una serie de errores de colocación que aumentan la posibilidad de que aparezcan distintos modos de fallo tratados posteriormente (apartado 5): hacen referencia a agujeros taladrados incorrectamente, apriete sin utilizar llave dinamométrica, tiempo de fraguado del anclaje químico y dimensionado o cálculo de carga  incorrecto.
Agujeros taladrados incorrectamente
• Agujeros mal ubicados (ver figura 5).
• Debido a las barras de armadura no pueden alcanzar la profundidad necesaria.
• En contacto con las barras de armadura impide la colocación adecuada de los anclajes.
• Polvo y escombros en el interior del agujero.
• Corte de las armaduras del hormigón.
Apriete sin utilizar llave dinamométrica
• Par de apriete insuficiente: no se produce la expansión completa del anclaje.
• Par de apriete excesivo: se daña el material del soporte o bien se sobrecarga a tracción el vástago del anclaje disminuyendo su capacidad (ver figura 5).
Tiempo de fraguado del anclaje químico
• El endurecimiento de la resina depende de su tipo, composición y temperatura del material base. Debe existir un período de espera entre la colocación y carga de los anclajes. El endurecimiento al tacto de la resina no es suficiente para aplicar la carga al anclaje.
Dimensionado o cálculo de carga  incorrecto
• Distancia mínima al borde de hormigón insuficiente.
(Ver figura 5).
• Distancia mínima entre ejes de anclajes estructurales insuficiente.
• Solicitud de carga superior a la capacidad de carga del anclaje estructural. (Ver figura 6).

 Fuente: INSHT

PICO TIÑOSA (Segundo intento)

09/02/12

10 de marzo de 2012 (nuevo intento)

Tras el intento fallido del 4 de febrero, debido a las inclemencias del tiempo, volvemos a plantear esta bonita subida al techo de la provincia de Córdoba, para ello nos volveremos a desplazar a las Lagunillas, aldea de Priego de Córdoba. Como os dijimos la primera vez que se propuso esta subida, es una ruta asequible para cualquier nivel, sin complicaciones técnicas, pero hay que partir de la base que vamos a movernos en media montaña, y con un desnivel acumulado de subida y bajada importante, por lo tanto requiere de un esfuerzo físico moderado. Espero que esta vez sí, podamos coronar los 1570 metros de la Tiñosa y celebrarlo. El lugar de quedada volverá a ser el mismo que en el anterior intento.

Precio: socios de Verticalia 0€, no socios 10€ (no incluye transporte).

CONSEJOS PRÁCTICOS:

Cuidad el peso y echar sólo lo necesario. Algo ligero para comer como bocadillos ligeros, barritas energéticas, chocolate, frutos secos, etc. 1,5 litros de líquido (agua+zumos). Botas o zapatillas de treking bien domadas. Bastones de treking recomendables. Una chaqueta cortavientos (puede hacer frío, forro polar y pantalón largo. Crema solar. Cámara de fotos. La actividad puede ser suspendida por previsión de mal tiempo.

Inscripciones:

Todos los martes y jueves en el rocódromo de surVertical de 18 a 22 horas y en la web del club.

verticalia@clubverticalia.com

Anclajes estructurales. PARTE 2

07/02/12

3. ELECCIÓN DEL ANCLAJE
Los criterios para elegir un anclaje adecuado se basan en distintos aspectos que se resumen en la tabla 2 y que se desarrollan a continuación.

Material base: tipo y geometría
La gama de anclajes adecuados depende principalmente del tipo y de la resistencia del material base. Siempre que sea posible se debe realizar la fijación sobre hormigón por su resistencia y predictibilidad. Del hormigón se debe conocer su dureza (C20/25, C25/30…) y si la zona donde se aplicará el anclaje está sometida a esfuerzos de tracción (hormigón fisurado) o compresión (hormigón no fisurado). Cuando se desconozcan las características del material base, por ej. bloques de mampostería, se deberán realizar ensayos de las fijaciones. En los bloques de mampostería es recomendable el uso de un anclaje químico.
En todas las aplicaciones, la distancia mínima entre anclajes y las distancias mínimas a los bordes recomendadas por el fabricante deben ser respetadas para evitar las grietas en el material base durante la colocación y para garantizar la capacidad de carga admisible.
Carga
Los anclajes pueden estar sometidos a cargas de tracción, de corte o combinadas de tracción y corte. Ver figura 2.
Estas cargas pueden ser estáticas o pueden variar con el tiempo. Varios tipos de anclajes pueden ser adecuados para ciertos tipos de cargas pero no para otros. Deberían consultarse las recomendaciones del fabricante para seleccionar un anclaje para una determinada configuración de carga.

Entorno
La vida útil de un anclaje debe ser al menos tan larga como la de la estructura en la que ha sido instalado. Para ello los materiales con los que se fabrican los sistemas de anclaje deben resistir todos los impactos del entorno.
Las acciones independientes de las cargas pueden desgastar los revestimientos de protección como la galvanización de los anclajes. Dichas acciones pueden provocar la corrosión del anclaje debilitando la sección transversal, afectando a su funcionamiento e influyendo negativamente en el aspecto del anclaje a causa de las placas de oxidación.
En ciertas latitudes de Europa las fijaciones que reciben la radiación solar directamente pueden alcanzar temperaturas de 80° C o superiores. El plástico de un taco de poliamida o el mortero de un anclaje químico deben ser capaces de resistir estas temperaturas. También el fuego y el hielo son acciones relacionadas con la temperatura.
En el DITE de cada anclaje se acotan los entornos de aplicación del producto. Para instalaciones interiores y humedad relativa media-baja se recomiendan los anclajes en acero cincado (>5micras). Para instalaciones en ambientes exteriores, húmedos o con agresiones químicas medias se recomiendan los anclajes en acero inoxidable A4.
Para instalaciones en ambientes altamente corrosivos, como agresiones químicas elevadas (carreteras con incidencia de sales), frecuente contacto o inmersión intermitente con agua (cercano a piscinas o puertos) se recomiendan los aceros con tratamiento HRC (High Corrosion Resistance).
Tipo de instalación
La instalación puede ser simple o múltiple. La instalación simple es un montaje con un solo anclaje estructural. El cálculo de capacidad de carga es simple pues no se ve afectado por una limitación de carga debido a la proximidad a otros anclajes.
La instalación múltiple es un montaje que incluye varios anclajes estructurales. Se usa la instalación múltiple para aumentar la capacidad de carga. Sin embargo deben tenerse en cuenta las distancias mínimas entre anclajes en la fase de diseño para conseguir la capacidad de carga óptima.
Consideraciones adicionales
En instalaciones donde la edificación y entorno esté sujeto a normativas de resistencia al fuego en sus elementos constructivos, debe comprobarse si el correspondiente anclaje estructural elegido está ensayado y certificado según la resistencia al fuego requerida (F30, F60, F90, F120).

Fuente: INSHT

La Tiñosa se resiste

06/02/12

Exhaustos y cabizbajos en el día de hoy hemos tenido que admitir que una retirada a tiempo es una victoria.

El pico Tiñosa es el mas alto de la provincia de Córdoba, y para los componentes de la expedición organizada por el club Verticalia además ha resultado ser inexpugnable. Claro que ellos enviaron a la expedición para vencer la verticalidad de la montaña, pero no contamos con las inclemencias del tiempo  que estaba aliado con la misma.

Nosotros tampoco somos invencibles y como la armada de Felipe II en el siglo XVI no fuimos allí a luchar contra los elementos, y acabamos mermados por las inclemencias meteorológicas, que no por la montaña ¡ojo¡.
Al tomar la decisión del regreso se escuchaban muchas frases, y es que mas vale un cobarde vivo que 38 valientes muertos………. de frío.
Hasta tal punto llego la cosa que incluso el valiente y bravo legionario Gonzalo optó por volverse a calzar el pantalón, aparentando por unos momentos un poco de cordura.
Menos mal que la razón no se congeló y a unos 1200 y pico metros de altitud el grupo optó por regresar a la base (la taberna) siendo vencidos por los 300 metros de altitud que se alzaban sobre nuestro congelado orgullo.
Hasta los más osados y valerosos senderistas se rindieron ante la evidente adversidad y temeridad que suponía seguir adelante, al fin y al cabo nadie tenía que demostrar nada, nosotros éramos capaces de subir, y si hay que subir se sube, ¡pero subir pa na¡
En torno a 10 grados bajo cero y con un viento que a cada metro de altura multiplicaba su ira contra nosotros, era mas que evidente que hicimos lo mas acertado, incluso algunas botellas de agua quedaron congeladas, y cuando bajamos unos metros tuvimos la sensación de que a 0 grados se estaba en la gloria, el legionario regreso a su ser quedándose nuevamente en mallas cortas, solo la cabra hubiese sido capaz de encumbrar la montaña en un gélido día, pero hoy se quedo en el cuartel, (para que digamos los humanos que somos mas racionales)
El comportamiento del guía y de los componentes de Verticalia fue estupendo y acertado, pese a todo vivimos una estupenda aventura y en el momento oportuno supimos tomar la mejor decisión, el bocadillo nos lo tomamos con mas ganas en el pie de la montaña, poniéndole un toque de humor a una nueva experiencia que no ha conseguido dejar herido nuestro orgullo, un poco congelado sí, pero lo descongelaremos en breve.
En la próxima ocasión lo conseguiremos, nada puede resistirse a una expedición de Verticalia. El paso del tiempo pone a cada cual en su sitio, y el pico mas alto de la provincia de Córdoba acabara estando donde le corresponde; bajo nuestras botas.

Anclajes estructurales. PARTE 1

02/02/12

1. INTRODUCCIÓN
El objetivo de esta Nota Técnica de Prevención es la descripción de los distintos tipos de anclajes estructurales utilizados en la instalación de dispositivos de anclaje. La fiabilidad de este tipo de anclajes y su correcta instalación es básica para la seguridad del dispositivo de anclaje y la de los distintos usuarios. Según la Directiva Europea de Productos de la Construcción 89/106/CEE (DPC), un “producto de construcción” es cualquier producto fabricado para ser incorporado con carácter permanente a las obras de construcción. Así mismo se entiende que el anclaje estructural se incorpora de forma permanente a la obra de construcción para fijar un dispositivo de anclaje.
Esta Directiva define dos tipos de especificaciones técnicas:
• Las Normas Europeas Armonizadas elaboradas por el CEN, Comité Europeo de Normalización.
• Los DITE, Documentos de Idoneidad Técnica Europeos, elaborados por organismos autorizados (Approval Bodies), miembros de EOTA, European Organisation for Technical Approvals.
Los anclajes estructurales se rigen por las directrices de la EOTA. Su correcta instalación, el campo de aplicación y las especificaciones de calidad vienen reflejadas en el documento que certifica sus características DITE (Documento de Idoneidad Técnica Europeo).
Siempre que sea posible deben utilizarse anclajes certificados con DITE. Todo anclaje con DITE incluye las instrucciones necesarias para su buen uso e instalación.
Para soportes de material incierto o puntos de anclaje de compleja fijación puede ser necesario recurrir a elementos constructivos auxiliares para distribuir las cargas de manera más segura (collarines sobre pilares, fijaciones pasantes, etc.). Estos elementos pueden incluir en su diseño anclajes estructurales cuya finalidad no es soportar las acciones directamente sino la de fijar dichos elementos.
En este documento no se contemplan los riesgos inherentes al lugar de trabajo donde se instalan los anclajes tratados en otros documentos de esta misma colección.
2. DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN
Se pueden distinguir dos tipos de anclajes estructurales: activos y pasivos.
• Anclaje estructural activo es un elemento o conjunto de elementos que, introducidos en un orificio realizado en el soporte, queda fijado como parte del mismo por presiones laterales, adhesión o como consecuencia de su forma (por ej.: anclaje metálico de expansión)
• Anclaje estructural pasivo es aquel que se incorpora al soporte en el momento de su conformación (por ej.: anclaje de espera en una zapata de hormigón)
En esta NTP se tratan los anclajes estructurales del tipo activo.
Los anclajes estructurales se pueden clasificar según sus principios de funcionamiento (expansión, adhesión o forma) y por el tipo de material. En la tabla 1 se describen los principios de funcionamiento, las ventajas y los inconvenientes.

 

Además en la figura 1 quedan grafiados los tres tipos de funcionamiento.

Fuente: INSHT