¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO DEBE CONSERVARSE LA DOCUMENTACIÓN RELATIVA A LA VIGILANCIA DE LA SALUD TRAJADORES?

26/07/12

Según el artículo 23.1.d) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales dispone que el empresario deberá elaborar y conservar a disposición de la autoridad laboral la documentación relativa a la práctica y conclusiones obtenidas de los controles de salud de los trabajadores, pero no contiene previsión alguna sobre el período de tiempo que debe conservarse esa documentación. Al respecto existen dos corrientes interpretativas:
• Dado que el incumplimiento de la obligación impuesta en el artículo 23.1.d) se encuentra tipificado como infracción grave en el artículo 12.4 del TRLISOS, y que el plazo de prescripción de las infracciones graves es de tres años, de conformidad con el artículo 4 del mismo cuerpo legal, ese sería el plazo de conservación de la documentación médica.
• Otro sector doctrinal entiende que el plazo de conservación de la documentación médica será el de 5 años que, con carácter general, se establece en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica (artículo 17), plazo que es independiente del período de prescripción de la posible infracción. Esta interpretación se ha visto reforzada por lo dispuesto en el artículo 4.7 del Real Decreto 843/2011, de 17 de junio, que dispone que al personal que desarrolle su actividad en el servicio sanitario del servicio de prevención, le será de aplicación la Ley 41/2002.
Dicho lo anterior, sí es necesario precisar que existen determinados supuestos para los que las normas preventivas fijan un plazo de duración mayor, así el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre protección de los trabajadores frente a la exposición a agentes biológicos, establece que los historiales médicos deberán conservarse durante 10 años desde que finalizó la exposición, plazo que se ampliará hasta 40 años para determinadas exposiciones, o en el Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, en materia de trabajos con exposición al amianto que, por otro lado, son frecuentes en el sector de la construcción por la existencia de empresas dedicadas a trabajos de retirada de amianto, se dispone que los datos referidos a la vigilancia sanitaria específica de los trabajadores se conservarán durante un mínimo de 40 años tras la finalización de la exposición.

Fuente: Anetva

MULHACÉN 2012-2ªfecha: 28/29 de julio

17/07/12

El Club Verticalia de Córdoba ha terminado la actividad de ascensión al Mulhacén el pasado fin de semana con un gran éxito de participación. 57 personas, de las cuales, 52 coronaron la cumbre, haciendo vivac en la zona de la Caldera, a 3.00m, la mayoria de ellas y otras en la propia cumbre del Mulhacén a 3.475m.

Esta gran demanda de participantes para la actividad del 14 de julio les ha obligado, para atender a todas las personas interesadas, a abrir otra fecha para aquellos/as que no se han podido inscribir.

Toda la información la tenéis en la web de verticalia: www.clubverticalia.com,  en la noticia publicada para la subida del 14. Descargar la hoja de inscripción de la nueva fecha. Recordad que para los socios de Verticalia es 0€ y para los no socios son 10€.

Tendremos una nueva reunión informativa sobre material, dormir, alimentación e hidratación, entrenamiento, etc el próximo jueves, 19 de julio, a las 7 de la tarde en Play de las Quemadas.

¿Dónde colocar el aire acondicionado en una Comunidad?

04/07/12

La instalación de aparatos de aire acondicionado en los edificios residenciales es foco de conflicto en bastantes comunidades de propietarios. En ocasiones, bien por desidia o falta de información, el propietario acomete la obra sin tener en consideración el régimen de acuerdos dispuestos en la Ley de Propiedad Horizontal.
Esta semana damos respuesta a una consulta que nos ha formulado Carlos:“¿Dónde se puede colocar el aparato de aire acondicionado y qué mayoría es necesaria?”.
Por la amplitud de la respuesta vamos a distinguir tres supuestos que generalmente suelen plantearse:
1) Instalación con apertura de hueco en fachada exterior o interior.
La apertura de huecos para proceder a la instalación de un aparato de aire acondicionado requiere una previa autorización de la junta de propietarios, que deberá otorgarse mediante la unanimidad, ya que se trata de la alteración de un elemento común.
2) Instalación en cubiertas o azoteas de uso común del inmueble.
Se requiere al igual que en el apartado anterior la autorización de la junta de propietarios que debe otorgarse por unanimidad por constituir la alteración substancial de elemento común. Supone también la utilización de un elemento común para un fin privativo, y es evidente que nadie puede disponer de elementos comunes sin la previa autorización de la junta.
3) Instalación con palomillas, escuadras o tirantes en fachadas exteriores o interiores.
El sistema más común o habitual de aparatos de aire acondicionado es el formado por dos componentes, la consola que se instala en el interior de la vivienda y el compresor en el exterior. Es este último componente el que se sujeta con palomillas o tirantes a la fachada, con una pequeña perforación del muro para pasar los tubos y cables.
Aunque la instalación supone una modificación de la constitución originaria de la finca y según la LPH requeriría para ello el acuerdo unánime, este tipo de instalaciones viene considerándose últimamente por los tribunales como obras menores que no precisan del consentimiento de la comunidad, pues aun cuando pueda romper la estética de la fachada, prima en el conflicto de intereses el confort individual de cada propietario, sin que constituya una instalación arbitraria.
Lo indicado anteriormente se deberá entender a salvo de lo que al efecto disponga la normativa urbanística en donde radique la finca.

Fuente: Blog Globaliza